cookie image
close button

Como en casi todas las páginas de Internet, nuestra página de Internet utiliza cookies para ayudar a brindarle a usted la mejor experiencia posible. Las cookies son archivos pequeños de texto que se bajan a su computadora o aparato móvil cuando usted visita páginas de Internet. APRENDA MÁS >

Como en casi todas las páginas de Internet, nuestra página de Internet utiliza cookies para ayudar a brindarle a usted la mejor experiencia posible. Las cookies son archivos pequeños de texto que se bajan a su computadora o aparato móvil cuando usted visita páginas de Internet.

Las cookies nos ayudan a:

  • Hacer que nuestra página de Internet funcione como debe.
  • Darle un mensaje que nosotros pensamos que es más importante para usted.

Nosotros no utilizamos las cookies para:

  • Obtener cualquier tipo de información que lo pueda identificar personalmente.
  • Obtener cualquier información sensible.
  • Compartir con terceros información que lo identifique a usted.

Usted puede conocer más sobre todas las cookies y la información que obtenemos leyendo nuestra Póliza de Privacidad. Si no quiere usar cookies, usted puede salirse de la página de Internet, o cambiar la configuración de su navegador.

Pruebas de anticuerpos para la investigación científica sobre COVID-19

Los investigadores científicos quieren aprender más acerca de cuándo y dónde el COVID-19 se propagó por primera vez en los Estados Unidos, y de cómo funcionan las nuevas pruebas de anticuerpos y cómo se las puede utilizar en esa investigación científica.

Las personas que participan en All of Us dan permiso al programa para investigar las muestras y la información que comparten. De esta manera, cuando comenzó la pandemia de COVID-19, el programa ya contaba con miles de muestras disponibles. Es por esto que pudimos ayudar con esta importante investigación científica.

All of Us analizó las muestras de sangre recolectadas durante los meses en los que el virus comenzó a aparecer inicialmente en los Estados Unidos. Las pruebas buscaron anticuerpos contra el virus que causa COVID-19. Los resultados pueden ayudar a los investigadores científicos a aprender más acerca del virus, cómo se propaga y su impacto.

¡Estamos agradecidos a nuestros participantes por hacer este estudio posible!

Cómo funcionan las pruebas de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos no son iguales que la prueba que analiza si una persona está infectada en este momento con el virus que causa COVID-19. En lugar de usar un hisopo que se introduce en la nariz o garganta o una muestra de saliva, las pruebas de anticuerpos utilizan muestras de sangre. Las pruebas de anticuerpos no indican si está infectado con el virus en ese momento. En cambio, le indican si ha estado infectado con el virus en el pasado. Esto puede ser útil para encontrar infecciones anteriores debido a que algunas personas que se enferman con el nuevo coronavirus nunca experimentan síntomas.

Su sistema inmunitario desarrolla anticuerpos en respuesta a un virus o una bacteria para ayudar a su cuerpo a luchar contra una infección. Nuestra prueba buscó un tipo de anticuerpo que se llama inmunoglobulina G (IgG). El anticuerpo IgG aparece alrededor de una a tres semanas después de contraer el virus y se queda en la sangre por un tiempo. Los científicos no saben con exactitud por cuánto tiempo los anticuerpos IgG contra el nuevo coronavirus permanecen en la sangre. Tampoco saben si estos anticuerpos pueden proteger a una persona de infectarse nuevamente, ni cuánto tiempo duraría esta protección. Sin embargo, podemos analizar la sangre de una persona en busca de anticuerpos IgG que su cuerpo haya producido para combatir el nuevo coronavirus. Si los encontramos, sabemos que es probable que esa persona se haya infectado.

Anticuerpo contra el SARS-CoV-2

La serología o detección de anticuerpos, analiza una muestra de sangre de una persona para buscar anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Los anticuerpos generalmente se vuelven detectables en la sangre entre una y tres semanas después de que alguien se infecta.

La persona se infecta
Una a tres semanas
La persona tiene un nivel detectable de anticuerpos*

* Algunas personas pueden tardar más de tres semanas en desarrollar anticuerpos. Otras personas pueden no desarrollar anticuerpos.

Un resultado positivo de esta prueba puede significar que una persona estuvo previamente infectada con el virus.

¿Sabía qué?

La enfermedad COVID-19 es ocasionada por un tipo de coronavirus, pero hay muchos tipos de coronavirus. Por ejemplo, algunos resfriados comunes son causados por coronavirus relacionados con esta nueva variante. Es posible que las pruebas de anticuerpos no puedan detectar las diferencias entre esos anticuerpos y otros producidos para combatir el nuevo coronavirus. Los científicos tampoco saben aún si tener anticuerpos lo protegerá de contraer COVID-19 en el futuro.

Nuestro estudio

Trabajamos con el laboratorio Quest Diagnostics para analizar las muestras de sangre almacenadas que proporcionaron nuestros participantes. Empezamos analizando muestras que se recolectaron en marzo de 2020. Luego, analizamos en retroceso hasta llegar al 2 de enero de 2020. En total, analizamos más de 24,000 muestras proporcionadas por participantes de todo el país.

Debido a que este virus es nuevo, las pruebas para detectar sus anticuerpos aún se están perfeccionando. Es posible que no sean tan precisas como las pruebas para otras enfermedades. Una prueba podría arrojar resultados falsos, tanto positivos como negativos. En un resultado falso positivo, la prueba indica que alguien ha estado expuesto al virus cuando en realidad no lo estuvo. Un resultado falso negativo es cuando la prueba indica que alguien no estuvo expuesto al virus cuando en realidad sí lo estuvo.

Las pruebas de anticuerpos que usamos son muy nuevas y no cuentan con la aprobación total de la FDA. En cambio, la FDA les dio una Autorización de Uso de Emergencia. Esta autorización se usa en situaciones de emergencia de salud pública como esta pandemia. Para asegurarnos de que nuestros resultados sean tan precisos como sea posible, verificamos cada muestra con al menos dos pruebas diferentes. Cuando las muestras tuvieron resultados positivos en cualquiera de estas pruebas, las verificamos con dos pruebas adicionales.

¿Qué aprendimos?

Este estudio nos enseñó varias cosas importantes. Primero, nos mostró que el virus que causa COVID-19 pudo haber llegado a los Estados Unidos antes de lo que pensamos inicialmente. También pudo haberse propagado a diferentes partes del país antes de lo que pensamos.

En segundo lugar, el estudio mostró que las plataformas de pruebas de anticuerpos pueden arrojar resultados diferentes, según el tipo de prueba. El coronavirus tiene forma de bola con picos. Algunas pruebas buscaron anticuerpos que se fijan a las picos que salen del virus. Otras pruebas buscaron anticuerpos que se fijan al interior de la bola (el virus). Las pruebas no siempre obtuvieron los mismos resultados.

El virus que causa COVID-19 pudo haber llegado a los Estados Unidos antes de lo que pensamos inicialmente.

Debido a que pudimos comparar diferentes pruebas de anticuerpos, aprendimos más sobre cómo funcionan estas pruebas. Esta información puede ayudar a los investigadores científicos a decidir cómo planear estudios de anticuerpos contra el COVID-19 en el futuro.

Los resultados de nuestro estudio se han publicado en Clinical Infectious Diseases (en inglés).

Dónde y cuándo encontramos anticuerpos

All of Us analizó 24,079 muestras que los participantes proporcionaron entre el 2 de enero y el 18 de marzo de 2020. Los participantes de este estudio provienen de todos los Estados Unidos, aunque teníamos más muestras provenientes de algunos estados que de otros. Detectamos anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en nueve muestras proporcionadas en cinco estados.

Quiénes tenían anticuerpos

Las siguientes graficas muestran información acerca de las nueve personas en nuestro estudio que tenían anticuerpos. Estos datos no nos dan información sobre todas las personas de los Estados Unidos, solo nos hablan de las personas que compartieron muestras con nosotros. All of Us trabaja arduamente para incluir a adultos mayores, personas de color y a grupos que han sido marginados en las investigaciones científicas en el pasado. Es por esto que tenemos más resultados positivos de esos grupos en este estudio.

Esta información no nos puede decir cómo o por qué el virus se propagó. Hay muchos factores que son parte de la propagación del virus y de cómo el coronavirus afecta a diferentes grupos y comunidades. Las investigaciones científicas han demostrado que ningún grupo demográfico puede propagar el virus más que otro.

La edad promedio de personas con anticuerpos era de 58.2.

El número de casos que All of Us encontró se dividió casi por igual entre las personas a las que se les asignó sexo masculino y femenino al nacer.

Las personas que tenían anticuerpos provenían de diferentes grupos raciales y étnicos. Estas opciones son la forma en que las personas se describieron a sí mismas cuando se inscribieron por primera vez en el programa.

Otras opciones eran "Asiático," "Otro" y "Prefiero no decir." Ninguno de nuestros participantes cuyas muestras resultaron positivas eligió esas categorías.

Los resultados de nuestro estudio se han publicado en Clinical Infectious Diseases (en inglés).

Cómo se usará la información

Hemos agregado los resultados a nuestra base de datos para que los investigadores científicos autorizados los utilicen en más estudios. No se incluyen nombres, direcciones u otra información que pueda identificar a los participantes.

Si su muestra fue analizada como parte del estudio, nos comunicaremos con usted para informarle que su resultado está disponible en su cuenta de All of Us. Podrá elegir si quiere ver el resultado de su prueba.

Conozca Más

Los resultados de este estudio se publicaron en el journal Clinical Infectious Diseases (en inglés).

Lea nuestro comunicado de prensa.